Qué color de pelo me favorece

Qué color de pelo me favorece Galería

A veces queremos cambiar la coloración de nuestro pelo, pero no sabemos qué color de pelo me favorece. Para ello hay que tener en cuenta las facciones, la forma de nuestro rostro y el color de la piel. Recuerda que los cambios radicales no suelen quedar naturales. Mejor ir decolorando poco a poco para conseguir el color de pelo que te gusta de forma progresiva. Si tú también te preguntas qué color de pelo me favorece, aquí te damos unas claves para conocer a fondo tu cabello y sus posibilidades.

Qué color de pelo me favorece: Cómo saberlo

Qué color de pelo me favorece: Cómo saberlo

Conocer qué color de pelo me favorece es muy sencillo siguiendo unas pautas. Ante todo, debes tener en cuenta que los colores oscuros y negros acentúan las facciones y pueden llegar a envejecer al marcar más los rasgos de la cara. Estos colores están pensados para mujeres con fuerte personalidad. Sin embargo, los rubios y castaños claros dulcifican el rostro y tienden a rejuvenecer a su portadora. Mención aparte merecen los pelirrojos, que son colores agradecidos siempre que queden naturales. El color excesivamente rojo no favorece mucho. Si no te atreves con una coloración completa y te preguntas qué color de pelo me favorece, puedes optar por mechas de ese color e ir poco a poco completando el proceso. De esa manera el cambio será más gradual.

Trucos para saber qué color de pelo me favorece

Trucos para saber qué color de pelo me favorece

Si todavía estás dudando sobre qué color de pelo me favorece, ten en cuenta las siguientes claves y trucos para evitar sorpresas desagradables. El color de pelo moreno es adecuado si tienes los ojos verdes, marrones o negros y su tus rasgos son equilibrados. También puedes probar primero un color castaño oscuro y si te gusta el resultado, atreverte con el negro.

Con los colores castaños es normal preguntarse qué color de pelo me favorece más. Dada la amplia gama de coloración de castaños, puedes optar desde el castaño claro próximo al rubio hasta los caobas o chocolates más oscuros. Cuanto más clara sea tu piel, más claro debe ser el color. De este modo evitarás contrastes innecesarios. Es mejor comenzar con un castaño medio y luego ir aclarando u oscureciendo según quieras.

Los rubios son los más complicados. Si eres castaña, quedarán bien, pero cuanto más oscuro tengas el pelo, menos natural será el resultado. Además, tendrás que decolorar primero para bajar uno o dos tonos. Este color tampoco es recomendable en caso de tener la piel muy oscura o bronceada. También has de tener en cuenta los pigmentos de la coloración para que no aparezcan reflejos verdosos.

Muchas mujeres que se preguntan qué color de pelo me favorece encuentran la solución en los tonos rojizos o pelirrojos. Si tu piel es muy bronceada o tienes los ojos oscuros, los rojos no son una buena elección, ya que pueden resultar poco naturales. Si quieres probar otras opciones, los castaños rojizos tienen una gran variedad de tonos que se adaptan a todos los colores de piel.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo