Peinados para bodas invitadas | Sé la más guapa de la fiesta

Peinados para bodas invitadas | Sé la más guapa de la fiesta Galería

Cuando nos invitan a una boda son muchas la cosas en las que tenemos que pensar: el vestido, el regalo... y también el peinado. En las grandes ocasiones todas queremos estar radiantes, especialmente si quien se casa es una persona muy allegada a nosotros. Y aunque hay algunas valientes que se atreven a peinarse solas, lo mejor es consultar sobre peinados para bodas de invitadas con una peluquera profesional. Pero si queremos llegar a la peluquería con una idea un poco más concreta de lo que queremos, este artículo mostrará algunas de las últimas tendencias en peinados para bodas de invitadas.

Tendencias en peinados para bodas de invitadas

Tendencias en peinados para bodas de invitadas

Los mejores peinados para bodas de invitadas dependerán en gran medida del tipo de vestido que llevemos. Cuando vayamos de corto y con un corte elegante, quizá lo mejor sea decantarse por un moño. Los recogidos románticos son otro de los peinados para bodas de invitadas que más se llevan. Para las que tengan flequillo, también pueden optar por un toque pin-up inspirado en Brigitte Bardot. También se puede optar por un recogido más informal que aporta naturalidad a nuestro look, ya que a menudo en las bodas parece que vamos disfrazadas. Las trenzas son una de las tendencias que más se llevan, y si vamos a una boda la podemos aplicar de diferentes formas. A modo diadema, dentro de un moño o suelta, es un estilo más informal, siempre será acertado. Si la boda es un poco más informal, también podemos optar por el estilo hippie, pero sólo es adecuado cuando el vestido que llevemos vaya en consonancia.

Peinados para bodas de invitadas no adecuados

Está claro que en lo que se refiere a peinados para bodas de invitadas todo es cuestión de gustos, sin embargo, hay algunos peinados que, aunque sean llevados por muchas en este tipo de ocasiones, no favorecen demasiado. Uno de estos casos es el de los cardados excesivos, que resultan muy poco naturales. Con los moños hay que tener cuidado, porque pueden ser un gran éxito o un rotundo fracaso. Si son demasiado grandes pueden resultar ridículos, y si los llevamos demasiado bajos pueden ponernos años encima. Si nos hemos decidido por una coleta, es imprescindible que ésta nos de un toque elegante, ya que de lo contrario parecerá que en lugar de a un boda vamos al gimnasio. Y tampoco es acosejable llevar demasiada gomina en el pelo largo, ya que además de perder naturalidad puede parecer que llevamos el pelo sucio.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo