María Estuardo

Fotograma del inicio de la película Galería

La película María Estuardo ha sido reconocida como una producción extraordinaria que se ha ido enriqueciendo con el paso del tiempo. En efecto, cada nueva generación de público que la ha visto desde su estreno en 1936 ha descubierto un gran clásico y una excelente película de entretenimiento para toda la familia. Cuenta la historia de una reina, una traidora y una rebelde que lucha apasionadamente frente a un mundo que está en crisis y que cambia demasiado a prisa. Katherine Hepburn luchó contra viento y marea para obtener el papel protagonista de la reina María Estuardo y está rodeada de grandes estrellas de Hollywood como Frederic March y John Carradine, el patriarca de la familia de actores. Dirigió la película el reconocido John Huston.

María Estuardo, una película moderna

María Estuardo, una película moderna

Sin lugar a dudas esta película que ha disfrutado de una segunda oportunidad ya que se acomoda al gusto de las audiencias más modernas. La película fue producida por la RKO en 1936 y se basa en una obra de teatro de Maxwell Anderson. En el momento de su estreno se demostró demasiado moderna para su público y produjo pérdidas por un valor de 165.000 dólares. Pero después gozó de una segunda oportunidad y a partir de los años cincuenta ha sido reconocida y ha ganado su lugar entre las películas que pueden ser disfrutadas siempre por todos sin excepción.

María Estuardo: más que una reina

María Estuardo, reina de Escocia, fue un alma inflexible, una mujer de venganzas, una luchadora sin cuartel , una gran enemiga para una gran reina del momento como lo sería Isabel I de Inglaterra. Su carácter se advierte en los maravillosos diálogos de la película y especialmente cuando afirma: «Yo también tengo una voluntad, una voluntad tan fuerte como la de cualquiera, y tengo mis propios enemigos y mis largas venganzas que acarrear. Mi tiempo llegará en su debido momento aunque en el camino queme mi corazón y el de otros. Los dioses nos envían pruebas que simplemente hemos de llevar a cabo.» María Estuardo era más proclive a mostrar sus garras que sus lágrimas. Sin embargo cuando se encuentre finalmente con Isabel I le hará recordar que hay un deber de justicia y se pone en manos de su destino.

María Estuardo, una película atemporal

María Estuardo, una película atemporal

La película comienza con la historia de la joven reina de Escocia inmersa en la rivalidad religiosa y política que había dividido a la nación. Luego la seguimos a través de su matrimonio sin amor y su caída en los brazos de Lord Darnley, el brutal asesinato de su secretario, Rizzio, y el posterior asesinato del rey débil. La conocemos a través de su romance con Bothwell y su matrimonio secreto. Cuando el rey muere se enciende una chispa necesaria para provocar la llama de la rebelión de la monarquía y de la iglesia hasta conducir a la protagonista a su final trágico. No cabe duda de que John Ford y el guionista Dudley Nichols tejen una narración conectada con el destino de dos grandes figuras de la historia: la reina de Escocia e Isabel I de Inglaterra. Cuidando cada detalle nos ayudan a comprender al drama humano de una mujer atrapada entre el odio que Isabel I hizo nacer en ella y el amor inocente y entregado hacia el conde de Bothwell. La tragedia de esta reina es no llegar a comprender que su tiempo ha acabado, que el mundo se dirige hacia nuevos derroteros en los que su forma de vivir parece no tener cabida, pero ella sólo puede asumir su destino.

María Estuardo, simplemente inolvidable

María Estuardo, simplemente inolvidable

María Estuardo es a la vez una película de aventuras, un conmovedor drama de dos amantes y la lucha de una mujer fuerte contra su tiempo. La interpretación de Katharine Hepburn fue demasiado moderna para el gusto de la época y se conecta tanto con la audacia, la implacabilidad y la gran resolución de la reina sin olvidar ni dejar en un segundo plano sus aspectos más femeninos, tiernos, impetuosos y apasionados. El mensaje de Katharine Hepburn consiste en que María Estuardo no sólo era una reina rebelde sino una mujer y un ser humano que se encontró en circunstancias definitorias. No podemos dejar de mencionar la gran interpretación de Fredric March en el personaje de Bothwell, un trabajo de primer nivel en el que hace justicia al audaz, manipulador y diabólico lord. El reparto que los acompaña es demasiado extenso para detenerse en alabanzas individuales y sin lugar a dudas está a la altura de cualquier interpretación clásica y modernas por igual. Nos encontramos frente a una gran película que ha obtenido el reconocimiento de crítica y público a lo largo de varias generaciones y que se mantiene actual, fresca y entretenida aún en el siglo XXI. Imprescindible para los amantes de las grandes historias que no se olvidan porque nos arrebatan desde su inicio hasta el final.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo