Gato Bengalí

El gato bengalí es muy parecido a un ocelote Galería

El gato bengalí es un gato sumamente especial, determinado por sus orígenes, en los que podemos encontrar rastros de felinos salvajes que él se encarga de recordarnos periódicamente. Si lo que queremos es un gato tranquilo y que no se nos acerque no podremos contar con el bengalí, ya que su naturaleza le hace ser tremendamente activo y afectuoso. Moviéndose entre extremos, podemos decir que este gato es un animal con una personalidad única, que nos puede dar grandes momentos y la oportunidad de convivir con una mascota que, ante todo, es muy familiar y divertido.

¿Cómo es un gato bengalí?

El bengalí es el resultado de cruzar gatos domésticos con pequeños felinos salvajes, y de ahí su aspecto similar al de un leopardo o, más aún, a un ocelote. Esa circunstancia hace que este pequeño felino combine la necesidad de compañía con el carácter independiente de los grandes felinos. El gato bengalí es de los escasísimos gatos a los que se puede tratar –y educar- como un perro, ya que es extremadamente inteligente a la par que familiar. Hagamos lo que hagamos, él querrá estar cerca por estar con nosotros, pero también por investigar lo que hacemos. De tamaño entre mediano y grande, este animal tiene una amplia gama de colores, y puede ser moteado, que es lo más común, o atigrado. Tiene el pelo corto y no requiere ningún cuidado especial más allá de un cepillado esporádico. Al bengalí le encanta jugar y necesita interactuar constantemente con los miembros de la familia. Otra muestra de su excepcionalidad entre los gatos domésticos es que le apasiona el agua.

Comprar un gato bengalí

Comprar un gato bengalí

Los que conocen al gato bengalí son adictos a esta raza, ya que no se parece a ninguna otra. Esa devoción ha hecho que hayan surgido criadores de esta raza con muy buenos ejemplares. Entre ellos, en España hay criaderos que se dedican a trabajar con esmero y dedicación. Entre ellos, Ramazan (www.gatobengali.com), Lorisaki (www.lorisakibengal.com), Marineda (www.marinedabengalis.com), Treboada (www.treboadabengals.com) o Alfays (www.thebengal-alfays.com). En portales como Mundoanimalia (www.mundoanimalia.com) se ofrecen directorios donde encontrar buenos criadores. Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de buscar un ejemplar es que, para los legos en gatos, puede confundirse un gato común con un auténtico bengalí, de modo que si no se es experto en el tema es recomendable acudir a un criador. El precio depende de la camada y de la “calidad” de los cachorros, pero aunque un cachorro ronda o supera los 700 euros, puede haber ejemplares o criadores que los vendan por 500 ó 600 euros.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo