Energía Solar

El Sol es la principal fuente de energía del planeta Galería

Todos los seres vivos necesitan energía para sobrevivir. Consumimos energía para obtenerla, en un ciclo sin fin. Para tal fin, los seres humanos han utilizado diferentes vías. Al principio, fue la fuerza del músculo humano; después, con la domesticación, vino el aprovechamiento de la fuerza animal; más tarde, aprendimos a utilizar los recursos fósiles que se habían ido acumulando durante eones en el fondo de la tierra y del lecho marino. Todas estas formas de obtención energética tienen un impedimento: a largo plazo no son eficientes. En primer lugar, porque la energía muscular, ya sea humana o animal, solo sirve para mantener a pequeñas comunidades. En segundo lugar, porque los recursos fósiles (el gas, el petróleo) son finitos y no renovables. Además, en un plazo de tiempo corto se acabarán. La cuestión a tener en cuenta es que, al emplear estos recursos, estamos usando de forma indirecta la energía solar. Pero, ¿y si la tomáramos directamente del Astro rey?

La energía solar: ventajas medio ambientales y sociales

La demanda energética es cada vez mayor. Hoy en día se ha puesto en evidencia que nuestra dependencia excesiva de los hidrocarburos es perjudicial para la sociedad y el medio ambiente. Su escasez provoca subida de precios. La lucha por conseguir los yacimientos para abastecerse produce guerras civiles y conflictos internacionales. Su obtención y uso crea lluvias ácidas, contaminación atmosférica y es uno de los motores que alimenta el calentamiento global. Sin embargo, existe una manera mucho más eficiente, respetuosa con el medio ambiente así como con los sistemas sociales: la obtención directa mediante los dispositivos solares. Realmente, todo son ventajas. Mediante los dispositivos solares se obtiene la energía directamente del Sol, de forma limpia y no contaminante. No produce residuos tóxicos ni contamina la atmósfera. Además, es una forma mucho más democrática de repartición energética pues no queda en manos de unas pocas compañías que imponen los precios de manera injusta. Por ejemplo, si tenemos placas solares en nuestras casas, podemos calentar el agua y nuestros hogares de forma autónoma, sin depender de los avatares del mercado, ahorrando mucho dinero.

La energía solar: cada vez más presente en nuestras vidas

La energía solar: cada vez más presente en nuestras vidas

Hoy en día es común ver en las ciudades dispositivos solares. Muchos hogares se abastecen energéticamente a través de las famosas placas fotovoltaicas que se sitúan en los tejados de las casas. Con ellas se calienta el agua y funcionan diferentes electrodomésticos de una manera limpia y eficiente. También es común verlas en grandes extensiones a las afueras de las urbes. Cada vez son más una alternativa a las fuentes no renovables. L as pequeñas empresas que se dedican a la fabricación de estos dispositivos están aumentando día a día y se va invirtiendo más en su desarrollo. Incluso las grandes compañías se han dado cuenta de su importancia y están dedicando parte de su presupuesto en la investigación de nuevos dispositivos solares. Prueba de ello es la página Solarweb.net en donde encontraremos un amplio directorio de empresas que se dedican a desarrollar este tipo de productos. Allí encontraremos todo lo que necesitamos para adaptarnos a los tiempos que corren y pasarnos, definitivamente, a una forma energética limpia y sostenible. Los precios para adquirir una placa solar para una vivienda varían desde los los 250€, de las más sencillas para pequeños consumos, hasta los más de 2500€ de las más complejas instalaciones. El rango de precios se adapta, pues, a las necesidades energéticas del consumidor.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo