Review del nuevo Samsung Galaxy Mega

El Samsung Galaxy Mega presenta una pantalla de grandes dimensiones. Galería

Con una pantalla de 6,3 pulgadas se presenta el Samsung Galaxy Mega. Una prueba más de que Samsung no descansará hasta diseñar distintos smartphone con todo tipo de tamaños y formas. ¿A partir de que tamaño se considera una pantalla grande? ¿No deberíamos los consumidores intervenir y parar esta guerra por las dimensiones de las pantallas? Samsung ha dado una vuelta de tuerca, añadiendo un dispositivo más a un mercado ya saturado. Además, sus dimensiones se acercan peligrosamente a la tablet Nexus 7, por lo que este smartphone quiere aprovechar un nicho de mercado casi inexistente.

El Samsung Galaxy Mega no termina de convencer a los usuarios

El Samsung Galaxy Mega no termina de convencer a los usuarios

El Galaxy Mega presenta un diseño muy parecido al Galaxy S4, Mismo chasis, soporte extraíble y ranura MicroSD. Un aspecto destacable es que algo más ligero que el Note II. Aunque dispone de una forma algo incómoda para los usuarios. Al no disponer de una pantalla 1080p se ahorra bastante batería, pero se presenta como una oportunidad perdida para disfrutar de una calidad de imagen espectacular. Para ver vídeo hay que conformarse con una resolución de 1280x720 píxeles y unos colores menos nítidos que los presentes en la segunda generación del Nexus 7. Otra oportunidad perdida por el Galaxy Mega es la ausencia de un Pen S, lo cual podría haber dado mucho juego. Su procesador y memoria RAM, no es nada espectacular. Un1,7 Ghz de doble núcleo Qualcoom Snapdragon y 1,5 GB de Ram se antoja algo insuficiente frente a las prestaciones que prometía. El rendimiento de su cámara es aceptable, aunque el zoom produce líneas borrosas. El balance de blancos y el color no son muy exactos, pero gracias a los programas de retoque, no es algo fundamental. Algo muy molesto es sacar fotografías con el tamaño que presenta el Galaxy Mega, ya que sus dimensiones no ayuda a sujetarlo nada bien.

El Galaxy Mega presenta una interfaz intuitiva y de fácil manejo

La batería del Mega si ofrece teóricamente una gran duración, permaneciendo en modo de ahorro de energía más de un fin de semana sin necesidad de cargarlo. Cuando grabamos vídeo el resultado fue algo decepcionante agotándose la batería algo antes de lo previsto. Por lo que su duración cuando se mantiene una actividad con el mismo, es algo menor que con el Galaxy Note II. A su favor, la interfaz Touch Wiz UX 2.0 es atractiva. Esta interfaz es manejable y a veces va un paso más allá de lo que ofrece el sistema Android. Sus aplicaciones ofrece opciones adicionales para la creación de carpetas, eliminar completamente las aplicaciones del sistema, y ocultando aquellas aplicaciones adicionales que no se pueden eliminar por completo. Si el precio del Samsung Galaxy Mega fuese algo más atractivo podría funcionar como competencia directa a las tables. Pero de momento, parece que Samsung apuesta por encontrar un nicho de mercado donde vender este dispositivo.

Productos relacionados en nuestro buscador
Ver todos en Ropa ›
Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo