Pedicura en casa

Pedicura en casa Galería


La pedicura en casa es una manera sencilla y efectiva de tratar nuestros pies como realmente se merecen. Y es que son los grandes olvidados de nuestro cuerpo, pero ahora que se acerca el buen tiempo y que debemos descubrirlos, es el momento de descubrir las virtudes de la pedicura en casa. Basta con que te la hagas un par de veces mensualmente.

Pedicura en casa: pasos sencillos

Realizarte la pedicura en casa es mucho más sencillo y barato de lo que te imaginas. Para empezar, llena un recipiente con agua tibia y añádele aceites esenciales y un poco de limón. Mete tus pies lavados en el recipiente y déjalos a remojo durante 20 minutos para que se ablanden. Acabas de comenzar tu proceso de pedicura en casa. Elimina las callosidades de la planta con una piedra pómez.

Luego córtate las uñas de manera horizontal y no demasiado cortas para evitarte posibles complicaciones. A continuación límatelas, aprovechando que están blandas por el proceso de remojado. Recuerda que las limas metálicas son demadiaso agresivas. Evítalas. Así continúa la pedicura en casa que como puedes ver, no tiene mayor complicación.

Retira las cutículas haciéndolas retroceder con un palito de naranjo.

Una vez las hayas retirado puedes aplicar el esmalte y pintarlas, después de que se haya secado. Para hacerte una buena pedicura en casa es fundamental que te asegures de que te hayas quitado todos los restos de posibles aplicaciones anteriores para que se adhiera correctamente la nueva capa de esmalte.

Pedicura en casa: ventajas

Evidentemente, todas notamos cuando nos hace la pedicura gente profesional. Los resultados son espectaculares. Pero con los tiempos que corren... es importante ahorrar tanto en tiempo como en dinero, y la pedicura en casa es la respuesta a ambos problemas...

Productos relacionados en nuestro buscador
Ver todos en Salud & Belleza ›
Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo