Peeling Químico

Peeling Químico Galería


El peeling químico es un procedimiento para tratas la piel y mejorar su estado. Se trata de eliminar la piel muerta y las células inservibles de nuestro rostro, para que esta se regenere con mayor velocidad y con nuevas escamas en perfecto estado. En ello consiste el peeling químico. ¿Cómo se consigue ésto? Pues mediante la aplicación de un agente que generalmente se trata de un ácido irritante o cáustico. De ahí el nombre de peeling químico.

Peeling químico y sus beneficios


Entre los múltiples beneficios de este tratamiento conocido como peeling químico está el hecho de quese aumenta la presencia de colágeno. Ésto, traducido a términos estrictamente estéticos, significa que se reducen las arrugas, porque la piel está más hidratada. Además, suple las carencias pigmentaria de la piel, lo que supone menos manchas en la dermis facial tras el peeling químico. Y por supuesto, también es menor la presencia de grasa y de sebo en la cara, haciendo que tu cutis sea más suave y uniforme.

En el caso de que tengas cicatrices que también creen un efecto desagradable en tu cara, también puedes eliminarlas o en el peor de los casos paliarlas con el procedimiento del peeling químico.

Tipos de peeling químico

Dependiendo de su intensidad, podemos encontrar 2 tipos diferentes de peeling químico:


  1. Superficial. Cierra los poros y atenúa las cicatrices y las arrugas. Además tonifica la piel. Es ideal para controlar el acné.

  2. Medio. Está indicado para las arrugas y las cicatrices de intensidad media y especialmente recomendado para las manchas producidas por las exposiciones solares.

  3. Profundo. Soluciona incluso la queratosis y la faccidez, los resultados son espectaculares. El más utilizado es a base de fenol.


¡Elige el peeling químico más apropiado para ti!

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo