Maquillaje Años 60

Audrey Hepburn era el icono de la época Galería

¿Te gusta el maquillaje años 60? ¿Siempre has querido lucirlo pero no sabes cómo? Estás de enhorabuena porque la moda vintage regresa con fuerza. Lograr una mirada al estilo Audrey Hepburn o unos labios a lo Brigitte Bardot es más fácil de lo que crees. Conviértete en una chica ye-yé imitando las técnicas de la época. ¡Atrévete!

Los ojos: la parte más importante en el maquillaje años 60

Los ojos: la parte más importante en el maquillaje años 60

Centra todos tus esfuerzos en destacar la mirada para reproducir los rostros de la época. Utiliza sombras de ojos llamativas en tonos principalmente fríos -azules, grises, verdes hielo, etc.- con objeto de atraer la atención hacia la zona. Recurre a polvos brillantes para ensalzar el color que utilices y no olvides dibujar "la banana" -el arco del párpado superior- con un tono más oscuro o incluso con un lápiz negro. Después de aplicar la sombra, usa un delineador negro para crear el efecto gatuno tan propio de los años 60. No escatimes en él. Cuanto más gruesa sea la línea que dibujes y más cantidad de producto utilices, mayor será el efecto. En cuanto a las pestañas, exagéralas al máximo utilizando rizadores y máscaras espesas. Éstas últimas no tienen porqué ser sólo negras, aplícalas en color marrón o azul para lograr resultados originales. Si eres de las más atrevidas, apuesta por las pestañas postizas tamaño XL.

Los labios: en un segundo plano

Los labios pasan prácticamente desapercibidos en el maquillaje años 60. Es el momento en que se ponen de moda los tonos nude -colores carne, rosados y anaranjados muy suaves- como efecto inevitable de destacar los ojos al máximo. Busca labiales ligeros que vayan con el tono de tu piel sin hacerte parecer demacrada. El truco para hacer notar que que los llevas maquillados consiste en perfilarlos. Utiliza perfiladores iguales al labial o en un tono o dos más oscuros -como hacía Brigitte Bardot- pero siempre evitando los contrastes estridentes. Si tus labios son muy finos aplica un poco de gloss en el centro del labio inferior y superior para que parezcan más gruesos.

El rostro: fresco y natural

Las bases de maquillaje y los polvos compactos, al igual que los labiales, pasan a un segundo plano en favor de los cosméticos para los ojos. Por tanto, recurre a tonos muy suaves que no disten mucho del color de tu piel y que sirvan únicamente para disimular granitos o rojeces. En el estilismo de la época se busca la uniformidad del rostro con pequeños toques luminosos y coloretes sutiles. Prueba el maquillaje en crema confort que puedes encontrar en www.yves-rocher.es dentro del apartado dedicado al rostro y aplícalo minuciosamente con los dedos para que quede completamente adherido a tu piel.

Productos relacionados en nuestro buscador
Ver todos en Salud & Belleza ›
Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo