Entrantes cena Nochebuena

Mesa. Galería

La cena de Nochebuena suele ser una de las más importantes del año. Descubra los mejores entrantes y haga disfrutar de una sabrosa velada a sus invitados. Aprenda las mejores ideas para innovar a la hora de cocinar, de manera sencilla y satisfaciendo los gustos culinarios de todos. Platos variados y de gran sabor. Pierda el miedo a cocinar para su familia o amigos con estas comidas, que tanto pueden servir para Nochebuena como para cualquier otra ocasión.

Entrantes cena Nochebuena: Marisco

De primeras, cocinar en Nochebuena, ya sea para muchos o para pocos, para la familia o para los amigos, puede parecer una tarea complicada y de cierto riesgo. Son muchos los que piensan que este tipo de cenas requieren mucho esfuerzo y habilidad, y de no cumplirse alguno de estos requisitos podrían quedar en ridículo delante de sus invitados. Existen ciertos trucos, o recetas, que harán de usted la huésped perfecto, aun no siendo el mejor cocinero ni haberle dedicado demasiado tiempo. La clave está en servir entrantes sencillos pero sabrosos, muchos de los cuales ni siquiera necesitan ser cocinados. Ofrézcale a sus comensales variedad, así si a uno no le gusta uno de los platos, podrá elegir otro y quedar igualmente con un buen sabor de boca. El entrante principal de toda cena de Nochebuena que pretenda tener éxito debe ser el marisco. Merece la pena perder un poco de tiempo cocinando dos o tres tipos de mariscos diferentes ( gambas, centollos, nécoras...), pues estos suelen ser unos de los entrantes favoritos de la gente.

Entrantes cena Nochebuena: montaditos salmón ahumado.

Entrantes cena Nochebuena: montaditos salmón ahumado.

Combine la selección de mariscos con tablas de ibéricos, tablas de queso, queso de untar, montaditos o cualquier entrante que usted sepa cocinar y pueda gustarle a sus invitados. Esta variedad hará que aquellos a los que no les guste el marisco puedan disfrutar de los entrantes igual, sin tener que estar viendo como el resto come, mientras esperan a ver si llega el siguiente plato. Una receta de gran éxito entre adultos y niños suele ser la de los montaditos de salmón ahumado. Este se trata de un plato sencillo que no necesita ser cocinado y que consta de tres únicos elementos: salmón ahumado, tomate y pan. Corte el pan en rodajas y mételas en el horno para que se tuesten. Una vez tostadas, frótelas con un tomate abierto para darles sabor y ponga sobre cada trozo de pan uno de salmón. Sírvelos en la mesa sobre una o dos bandejas, según la cantidad de montaditos y gente.

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo